a) Iglesias escandinavas

 

 

 

Las cinco Iglesias escandinavas mantienen estrechas relaciones entre sí, pero están al mismo tiempo separadas por diferencias muy notables.

 

 

 

1. Iglesia de Suecia

 

 

 

Ha mantenido la sucesión histórica episcopal. Este quizá ha ya sido debido un tanto al azar. En el siglo XVI el usurpador Gustavo Vasa juzgó prudente resaltar el lustre de su corona siendo coronado por obispos de la antigua línea y conservando de este modo la sucesión episcopal. En cambio el profundamente luterano rey de Dinamarca llamó al amigo de Lutero, Bugnhagen, para ordenar a sus nuevos superintenden­tes, a fin de manifestar claramente su intención de romper con el pasado.

 

 

 

La Conferencia de Lambeth de 1920 recomendó una intercomunión limitada entre ambas Iglesias; no una completa intercomunión, ya que la Iglesia Sueca sostiene una comunión completa con otras Iglesias luteranas que no son episcopales... El primer signo exterior de una nueva relación fue la participación de los obispos ingleses en la consagración de dos obispos suecos en 1920. Después de esto, ha habido muchos actos similares de confraternidad.

 

 

 

2. La Iglesia de Finlandia.

 

 

 

También ha conservado la sucesión histórica del episcopado y está unida a la Iglesia De Inglaterra con vínculos de gratitud por los misioneros ingleses que la evangelizaron.

 

 

 

En 1884 la sucesión se interrumpió casi de una manera fortuita. Los tres obispos fineses murieron en el mismo año. El gobierno ruso, que entonces controlaba Finlandia, impidió la consagración de los nue­vos obispos. En 19l6 Finlandia se convirtió en un país independiente y la Iglesia. Finesa se apresuró a recuperar, por medio de Suecia, la sucesión que había perdido.

 

 

 

En 1935 las Convocaciones de Canterbury y York aprobaron unas resoluciones a favor de las relaciones con la Iglesia de Finlandia, similares a las que se habían recomendado con Suecia. Las relaciones entre las Iglesias Anglicana finesa se han hecho cada vez más íntimas.

 

 

 

3. Con las Iglesia De Noruega, Dinamarca e Islandia

 

 

 

Las relaciones con ellas son cordiales, aunque el problema del episcopado histórico se ha interpuesto hasta ahora en el camino del reconocimiento mutuo y de la intercomunión

 

 

 

a)    Con los Hermanos Moravos

 

 

 

Ha habido encuentros de estudio para el reconocimiento recí­proco de las órdenes y de los sacramentos entre los anglicanos y los Hermanos Moravos. Pero estas negociaciones no alcanzaron ningún resultado positivo, en razón de que las Comunidades de los Hermanos Moravos permitían los diáconos la administración de la Confirmación y la ce­lebración da la Santa Misa.