Ayer y Hoy

 

El objeto de esta capitulo no es presentar de una manera exhaustiva la doctrina de los 39 artículos de la Iglesia de Inglaterra. Esto sería imposible en el reducido espacio de una lección y, por otra par­te, sería inútil ya que muchas de las cosas que los 39 artículos con­tienen se refieren a controversias ya pasadas sumidas en el mundo de los recuerdos históricos.

  

Se pretende solamente hacer alusión a alguno de los temas de los 39 Artículos, ya que otros puntos son objeto de reflexión en otros capitulos, como la Eucaristía, sacramentos, sacerdocio, Trinidad etc.

 

Importancia actual de los Artículos

  

Al final de cada ejemplar del Libro de Oración Común de la Iglesia de Ingla­terra hay una copia de los 39 Artículos de la fe cristiana. Estos ar­tículos se escribieron por primera vez en 1533 por la Iglesia de Ingla­terra. Fueron revisados en 1562 y declarados obligatorios para el clero en 1571.Desde entonces los 39 Artículos han sido una exposición termi­nante de las creencias y enseñanzas de la Iglesia' de Inglaterra; pero no son obligatorias para los seglares. Sin embargo, el clero tiene que declarar su aceptación al recibir las órdenes, y emplea para ello la fórmula siguiente:

 

"Admito los 39 Artículos de Religión y creo que la doctrina de La Iglesia de Inglaterra expresada en ellos es conforme a la Palabra de Dios".

  

Todo párroco, en el primer domingo al hacer su entrada en la parroquia, lee a los fieles los 39 Artículos completos y, al final, de­clara públicamente que les acepta íntegramente.

  

Es claro, por tanto, que los 39 Artículos no son solamente un documento histórico del siglo XVI, escrito para explicar la posición de la Iglesia de Inglaterra en la época de la Reforma. Siempre han sido una guía de las doctrinas que los ministros de la Iglesia de In­glaterra deben profesar y enseñar.

 

Tampoco están limitados a Inglaterra. También los aceptan las constituciones de muchas de las Iglesias de la Comunión Anglicana.

 

Entre otras, la Iglesia Protestante Episcopal de las EE.UU., la Iglesia de Inglaterra de Australia, la Iglesia Anglicana de Canadá, la Iglesia las provincias anglicanas de Nueva Zelanda, África del Sur, África Ecuatorial, Uganda y Japón. Todas ellas están sometidas a las ense­ñanzas contenidas en los Artículos.

 

Es claro, por tanto, que doctrinalmente hablando, los 39 Artícu­los son muy importantes en la Iglesia y en la Comunión Anglicana en general. Sin embargo, hay que advertir que los seglares anglicanos no les tienen en tanta consideración y que una gran parte del clero no es­tá en conformidad con lo que los Artículos dicen. Esto es lo que quiso afirmar el canónigo Lampe, profesor en Cambridge, con estas palabras:

 

"Los Artículos no representan el pensar general de la Iglesia"

  

0 lo que afirmaba el anterior Deán de la Catedral de S. Pablo de Londres, Dr. Mattews:

 

"Sería difícil encontrar algún anglicano inteligente que acepta­ra los Artículos en su puro significado".

  

Esto indica que hay una gran divergencia entre la doctrina de los Artículos y el modo de pensar de muchos de los que los han aceptado. El Deán Mattews clama por la necesidad de una modificación de los Artículos para que pueda decirse que son representativos del modo de pensar de quienes los han aceptado, es decir, de la mayoría del clero. Pero no hay ninguna esperanza de momento que haga pensar en una pronta modifica­ción de los mismos. Vamos a hacer un intento de comparación entre la doctrina de los Artículos y las ideas actuales de la Iglesia de Ingla­terra.

 

Hay que tener en cuenta que dichos Artículos se redactaron en el siglo XVI con la finalidad de llegar a un acuerdo dentro de la Iglesia de Inglaterra, en materias y temas que en aquel tiempo estaban someti­dos a discusión. Por tanto dentro de los Artículos ocupan un lugar des­tacado problemas que entonces tenían alguna vigencia, pero que hoy día han perdido interés.